Inicio Aguas Abiertas ¿Cómo afrontar el estrés pre y post competición?

¿Cómo afrontar el estrés pre y post competición?

69
0
Compartir

Cada día, debido a la naturaleza humana, nos vemos obligados a sostener unos determinados niveles de ansiedad. Una de las muchas situaciones que puede ocasionar este estrés es la competición deportiva tanto en natación como en otros deportes. Sobre todo a la hora de enfrentarse a largas distancias, ya que el resultado y la marca obtenida pueden tener consecuencias psicológicas y de confianza en uno mismo.

Un alto nivel de ansiedad o estrés en el ámbito deportivo puede condicionar las expectativas que se tengan a la hora de afrontar la competición, ya que, niveles normales de estrés pueden llevar a una mejora en las marcas, pero en el momento que éste se hace demasiado elevado puede bloquear la acción y el pensamiento. Por estas razones, a continuación os proponemos una serie de recomendaciones para dejar de lado el estrés tanto a la hora de enfrentarse a la competición, como en el momento de hacer frente a la marca obtenida:

  • A la par que se entrena el cuerpo, hay que entrenar la mente. Es decir, es muy importante a la hora de afrontar la carrera visualizarse: cómo damos las primeras brazadas, cómo afrontar las posibles dificultades que puedan ocurrir, imagínate llegando a la meta.
  • Días antes de la prueba relaja mente y cuerpo. Como deportista la respiración diafragmática ayuda a que se sienta mejor tanto el cuerpo como la mente, ya que incrementa el oxígeno en la sangre.
  • Los objetivos marcados deben ser lo más realistas posibles y estar ajustados a los resultados que se van obteniendo en el entrenamiento. Fijarse un objetivo real y conciso ayudará a evitar el estrés post competición.
  • Piensa en los logros que has realizado en los meses de entrenamiento, y si es necesario ve apuntándolos en una libreta. Si los resultados no han sido los que esperabas en la carrera, siempre podrás recordar tus logros y no venirte abajo. En ocasiones puede haber elementos que no controlamos y que hacen que el rendimiento disminuya.
  • Por último, sonríe. Una sonrisa puede cambiar tu estado de ánimo, y pasar de un estado de elevada a ansiedad a la relajación.

Siguiendo estos consejos y con un buen entrenamiento, podrás hacer frente a todos tus miedos, y conseguir lo que te propongas.

Y en clave de humor, como describe el artículo publicado en EL PAÍS, nadar desnudos para disminuir el estrés.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here