Inicio Aguas Abiertas Consejos a la hora de nadar travesías en aguas abiertas

Consejos a la hora de nadar travesías en aguas abiertas

897
0
Compartir

Antes de una prueba de natación en aguas abiertas hay que tener una serie de factores en cuenta como son reconocer el lugar donde se va a desarrollar, dado que cada espacio tiene características diferentes y podamos preparar una estrategia acorde con lo que vamos a encontrarnos, asimismo debemos haber hecho una ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono principalmente la noche anterior, así como estar bien hidratados.

Debemos entrar en calor adecuadamente y hay que hacerlo fuera del agua, haciendo que intervengan las principales articulaciones que usaremos para la prueba. Posteriormente entraremos en el agua para acostumbrarnos poco a poco a su temperatura y acomodar el traje (si está permitido su uso). Una vez en el agua podemos continuar con el calentamiento con un nado cómodo, alguna serie de brazadas fuertes y vuelta al nado tranquilo y salir del agua unos minutos antes de la prueba.

A la hora de salida debemos ser sinceros con nosotros y ser conocedores de nuestras posibilidades. En primera fila van los que más oportunidades tienen, detrás el grueso del grupo y finalmente los que menos opciones tienen o buscan tener algo de experiencia en pruebas, de lo contrario podríamos entorpecer bastante la salida para mucha gente y llevarnos patadas y manotazos sin necesidad de ello.

Una de las mejores formas que hay de posicionarnos en la carrera, siempre dentro de nuestras limitaciones, es hacer lo que se conoce como drafting o para los más puristas “Maniobra Ilchenko”.  En el drafting más común nos colocaremos a una distancia de  entre 15 y 80cm de sus pies para  aprovechar la estela dejada por el nadador que tengamos delante para tener menos resistencia y menor gasto metabólico.

Otra de las opciones es el drafting lateral, donde situándonos a unos 40 ó 50cm a la derecha o izquierda y un poco más retrasados de otro nadador podremos romper las olas succionadoras, de esta forma reduciremos lo que se conoce como drag (fuerzas resistiva que se opone al desplazamiento de un cuerpo a través de un fluido, en este caso el agua), permitiéndonos gastar menos energía.

Durante una prueba es bastante normal tener contacto y recibir y dar algún golpe a otros nadadores, pero lo que debemos hacer es ir buscando nuestra posición en la carrera para llegar a boya lo más cómodos posibles. Recordemos que debemos conocer nuestras opciones y no intentar tomar la boya por la parte interior de forma que podamos entorpecer a otros nadadores y si lo hacéis, tened en cuenta que siempre va a haber algún contacto.

También se puede hacer por el exterior, siempre respirando por el lado opuesto a la boya, aunque esto conlleva más esfuerzo pero nos ahorra aglomeraciones, algo que debemos sopesar a medida que nos vayamos acercando a la boya.

¡A disfrutar de la travesía!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here