Inicio Aguas Abiertas Preparación psicológica en competición de natación de gran distancia en aguas abiertas

Preparación psicológica en competición de natación de gran distancia en aguas abiertas

615
0
Compartir

Antes de enfrentarse a una competición, normalmente se dan una serie de condiciones emocionales que de manera inconsciente marcan al deportista, y que van interrelacionadas con el entrenamiento físico.  La mezcla que se obtiene activa al deportista, le proporciona entusiasmo, ganas de combatir, y creatividad a la hora de afrontar problemas que puedan surgir.

Estos estados emocionales, llamados “prearranque” y que agrupan a la tensión psicológica, a las reacciones emocionales, estrés y alteraciones al comienzo de la competición, son los que vamos a intentar modificar o controlar a través de una serie de ejercicios que os proponemos a continuación:

  • Planificación de la carrera. Al igual que el día de antes de la prueba intentamos preparar todos los aspectos físicos, psicológicamente se debería hacer lo mismo. Una buena forma es realizar una tabla con cuatro apartados. El primero de ellos, objetivos prioritarios, donde debería aparecer la meta o la marca que desea alcanzar, debe ser concisa y realista. Por otra parte se debería fijar el plan atencional, en el que se debe plasmar la estrategia, como podría ser aflojar el ritmo al principio, y acelerarlo al final. Uno de los apartados más importantes, las posibles dificultades, en este caso, los pensamientos negativos ( no voy a ser capaz, no voy a cumplir mi meta), y por último un plan de afrontamiento de dificultades, en este caso, cómo hacer frente a los pensamientos negativos, (acordarse de sus logros anteriores, del entrenamiento, de sus refuerzos).
  • Dejar de lado presiones externas. Hay momentos en los que frases del tipo “esta competición es tuya”, “vas a ganar”,  hace que tu mente se bloquee y que tu cuerpo no rinda lo deseado. Por ello, hay que afrontar el miedo al éxito. Una forma de hacer frente a este miedo es centrarse en que la carrera depende de ti mismo, no de las presiones del entrenador, amigos o familiares, así que en el momento que esos miedos te bloqueen, piensa en la planificación de la carrera.
  • Es recomendable que te entrenes en técnicas de relajación. Al igual que cada día entrenas tu cuerpo para hacer frente a esa carrera de larga distancia, tienes que preparar tu mente, y una de las mejores formas es a través de la relajación. Hay muchas estrategias que pueden serte de ayuda: relajación en imaginación, relajación progresiva de Jacobson, Mindfullness, relajación por respiraciones profundas y abdominales, etc.

En competiciones de larga duración, y sobre todo en aguas abiertas, uno de los ases que puedes guardar en la manga es tu preparación psicológica, ya que éstas exigen un desgaste emocional que sólo se puede hacer frente si se está bien preparado.

Planificación Psicológica Competición de natación de Gran Distancia 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here